jueves, 14 de julio de 2011

Detente, respira y decide pasar tiempo con los que amas!

Tener un negocio es sumamente agotador, y cuando las cosas funcionan es muy gratificante, pero no podemos enfocar nuestra vida solamente en esto, no sea que el dia de mañana nos levantemos, "ya no tan jovenes" y veamos que lo mas importante lo pasamos de lado.

Ya sea que tengas hij@s, papas o herman@s cerca vale la pena detenerse en el tiempo y dejar el trabajo, las preocupaciones y hasta a veces algunos deberes, para invertir en algo que el dinero no puede comprar, y es en las relaciones humanas.
Dios nos ha bendecido con dos hijas preciosas Sarah y Emma. Mi esposo y yo decidimos que el trabajara y yo cuidara a las niñas. Siendo odontóloga opté por renunciar a mi carrera para cuidarlas y verlas crecer con tooooodas sus travesuras. Aun teniendo un negocio me permite estar con ellas lo suficiente para disfrutarlas al máximo. Es sorprendente ver a tus hijos crecer con todas sus ocurrencias!!!
No dejes de realizarte, y tampoco renuncies a algo que después te haga arrepentirte. Sueña, ten visión y en grande, has un proyecto
de vida que involucre a los tuyos y es ahi donde lograr  encontrar  una    verdadera realización personal.
Estas son las guayabitas del Peru que mantienen a toda la comunidad de Langara libre de resfríos, Full Vitamina C :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es muy importante, cuentanos...